Como dijimos en la publicación “Comprendiendo a Orí, y nuestro destino” estos tres componentes Akunleyan, Akunlegba y Ayanmó se pueden entender de la siguiente manera.
Akunleyan: son las virtudes, potencialidades, cualidades naturales o valores elegidos en el Cielo por cada uno en la preparación para su viaje a la Tierra. Ellos como dijimos anteriormente son aspectos de la vida elegidos libremente por nosotros, lo que crea la mayor parte del tiempo los gustos y los disgustos, las limitaciones y nuestro potencial natural.
Akunleba: son las circunstancias, dones o virtudes añadidas por los diversos Irúnmolè en presencia de Onibode el centinela de Orun antes de venir a Ayé, el mundo. Sería como la creación de los escenarios para la realización de Akunleyan, las cosas que complementan el Akunleyan para cumplir con nuestro destino en la Tierra. Akunlegba es aquella parte del destino que se añade como complemento. Por ejemplo, una persona que decide morir joven puede nacer en el momento de una epidemia o estar involucrado en un accidente. Su voluntad de morir joven es Akunleyan, mientras que el momento de la epidemia o el accidente es Akunlegba.
Ayanmo: es la interacción de fuerzas divinas, los elementos de Olodumare que no pueden ser cambiados. Ayanmo está más allá del control del hombre y no se puede cambiar. Elementos dentro y fuera de la persona que no pueden ser cambiados. Ayanmo incluye el sexo o naturaleza con la que un individuo se identifica, la raza, la familia, el crecimiento, y otras normas naturales que una persona simplemente debe seguir.
Está combinación de Akunleyan, Akunlegba y Ayanmó es la que crea la adaptación y los constantes cambios de las personas en la tierra.
Resumiendo, existen tres tipos de Ori:
Ori Alasìnwayé Edá (destino)
Ori inú (la cabeza interior o el ser interior).
Iponri (el vehículo para alcanzar el propósito)

Orí y Ori Alasìnwayé edá:
La cabeza física que todos los seres humanos tienen la cual representa un medio para contener a Orí Alasìnwayé Edá el ori que acompaña a la persona en la vida, también conocido como el destino en la vida. Es este ori al que se le ofrenda y referencia, al que debemos propiciar a toda hora.
Es también este Orí el que tiene su doble en el cielo y con el cual intentamos alinearnos. Nuestro doble espiritual, o el alma guardiana ancestral en Orun, es este quien intenta guiar la cabeza o el destino de un individuo.
Ori Inu
Se ve como el yo interno. Ori inú, tiene que alinearse con Orí Alásìwàyé Ídá para que las cosas buenas sucedan en la vida.
Iponri
Es el vehículo que nos mueve hacia la realización o no del destino.
Es por eso que debemos esforzarnos a lo largo de nuestras vidas para alcanzar el camino del equilibrio y la prosperidad, por que finalmente con nuestra actitud, nuestras acciones, nuestra conducta y el uso del intelecto, sera, que conseguiremos alcanzar nuestro destino.

 

Published On: 04/11/2020Categories: Akunlegba, Akunleyan, Ayanmó, Ayé, Cultura Yoruba, Ifá

Como dijimos en la publicación “Comprendiendo a Orí, y nuestro destino” estos tres componentes Akunleyan, Akunlegba y Ayanmó se pueden entender de la siguiente manera.
Akunleyan: son las virtudes, potencialidades, cualidades naturales o valores elegidos en el Cielo por cada uno en la preparación para su viaje a la Tierra. Ellos como dijimos anteriormente son aspectos de la vida elegidos libremente por nosotros, lo que crea la mayor parte del tiempo los gustos y los disgustos, las limitaciones y nuestro potencial natural.
Akunleba: son las circunstancias, dones o virtudes añadidas por los diversos Irúnmolè en presencia de Onibode el centinela de Orun antes de venir a Ayé, el mundo. Sería como la creación de los escenarios para la realización de Akunleyan, las cosas que complementan el Akunleyan para cumplir con nuestro destino en la Tierra. Akunlegba es aquella parte del destino que se añade como complemento. Por ejemplo, una persona que decide morir joven puede nacer en el momento de una epidemia o estar involucrado en un accidente. Su voluntad de morir joven es Akunleyan, mientras que el momento de la epidemia o el accidente es Akunlegba.
Ayanmo: es la interacción de fuerzas divinas, los elementos de Olodumare que no pueden ser cambiados. Ayanmo está más allá del control del hombre y no se puede cambiar. Elementos dentro y fuera de la persona que no pueden ser cambiados. Ayanmo incluye el sexo o naturaleza con la que un individuo se identifica, la raza, la familia, el crecimiento, y otras normas naturales que una persona simplemente debe seguir.
Está combinación de Akunleyan, Akunlegba y Ayanmó es la que crea la adaptación y los constantes cambios de las personas en la tierra.
Resumiendo, existen tres tipos de Ori:
Ori Alasìnwayé Edá (destino)
Ori inú (la cabeza interior o el ser interior).
Iponri (el vehículo para alcanzar el propósito)

Orí y Ori Alasìnwayé edá:
La cabeza física que todos los seres humanos tienen la cual representa un medio para contener a Orí Alasìnwayé Edá el ori que acompaña a la persona en la vida, también conocido como el destino en la vida. Es este ori al que se le ofrenda y referencia, al que debemos propiciar a toda hora.
Es también este Orí el que tiene su doble en el cielo y con el cual intentamos alinearnos. Nuestro doble espiritual, o el alma guardiana ancestral en Orun, es este quien intenta guiar la cabeza o el destino de un individuo.
Ori Inu
Se ve como el yo interno. Ori inú, tiene que alinearse con Orí Alásìwàyé Ídá para que las cosas buenas sucedan en la vida.
Iponri
Es el vehículo que nos mueve hacia la realización o no del destino.
Es por eso que debemos esforzarnos a lo largo de nuestras vidas para alcanzar el camino del equilibrio y la prosperidad, por que finalmente con nuestra actitud, nuestras acciones, nuestra conducta y el uso del intelecto, sera, que conseguiremos alcanzar nuestro destino.

 

Published On: 04/11/2020Categories: Akunlegba, Akunleyan, Ayanmó, Ayé, Cultura Yoruba, Ifá

One Comment

  1. […] Pero esto os lo cuento en otra publicación… […]

Leave A Comment